FireStats error processing pending hits:

Archivo

Archivos de diciembre, 2009

Entrada 13: 4 meses después – Estado de la situación

Aunque parezca increíble, llevo 6 meses en Lima y más de 4 desde que empezó esta mierda de los zombies. Ya ha pasado el verano y los pocos sobrevivientes estamos como el cielo de Lima: con el ánimo totalmente gris. Al menos, sé que mis padres siguen vivos en el Pentagonito, y mi abuela se ha encargado de reclutar a los niños que hay allí y están cultivando papas, ají, tomates y lo que pueden para sobrevivir. Eso les permite tener de vez en cuando alimentos frescos.

Mi situación es un poco más caótica: El Hospital Rebagliati finalmente cayó en manos de los zombies. Sin darnos cuenta, una de las supervivientes del hospital era una portadora. No presentaba ningún síntoma visible, pero llevaba la infección por dentro. Antes de eso, nunca habíamos visto una situación similar, pero este hecho me hizo recordar esa leyenda urbana de que siempre habría gente que sobreviviría a una infección en particular ya se en forma de portadora o de persona inmune.

Lo que ocurrió en el Hospital fue lo siguiente: todos los recién llegados pasábamos el riguroso proceso de cuarentena que duraba 1 mes.  La primera semana de la cuarentena de los últimos que se habían refugiado en el Hospital había pasado sin ningún incidente. Por lo cual, las medidas de seguridad se habían empezado a relajar. Seguiamos viendo zombies fuera del hospital, pero dentro nos sentiamos de alguna forma totalmente seguros. Ese fue nuestro error. Uno de los chicos que estaba en la cuarentena, la verdad es que nunca supe como se llamaba, se cortó con unas hojas con las que estaba jugando. Y María, así se llamaba la portadora, al ver la gota de sangre en el dedo del chico se puso muy nerviosa. Se acerco a verle la mano, y no pudo evitar lamerle la herida. Al parecer, de esta forma contagió al chico, que murió y volvió a resucitar en la noche sin que nos diésemos cuenta. En ese instante, ya teníamos 2 zombies dentro y fue imposible parar la infección.

Yo, normalmente, dormía con los zapatos puestos porque no sabía que podía pasar en cualquier momento. Pero tengo que reconocer que esa noche no había tomado esa precaución y tenía los zapatos cerca de mi cama. Y eso fue lo que nos salvó a Jaime y a mi. Porque cuando el chico entró donde dormíamos, pude tirar un zapato a la pared y el ruido le distrajo el tiempo suficiente como para poder dispararle. Gracias a Dios,  los militares teníamos el privilegio de mantener nuestras armas en la zona de cuarentena. Ese disparo despertó a todos y quedó claro que había infectados en la zona de cuarentena. Algunos intentaron refugiarse en el Hospital y desconozco lo que les ha podido pasar, pero realmente no guardo muchas esperanzas.

Nosotros intentamos lo mismo, pero desde el hospital le disparaban a todo lo que se moviese, por lo cual sólo nos quedó un refugio: el edificio de Domingo Cueto de Essalud. Por mi trabajo, conocía los distintos pasadizos para poder entrar desde la zona del Hospital Rebagliati al edificio de Essalud. Y sabíamos que habían protegido muy bien el edificio, así que era dificil que los zombies hubiesen entrado. Así que Jaime y yo empezamos a haci allí. Y algunos médicos de la zona de cuarentena y una monja que habíamos rescatado de Rosa Toro también nos siguió.

Somos 30 personas las que nos hemos quedado atrapadas en el edificio de Essalud de Domingo Cueto. Podemos disfrutar de todas las plantas salvo el primer piso, dado que tuvimos que bloquearlo completamente para asegurar nuestra supervivencia. Sigo teniendo a Jaime Huamán a mi lado, y la verdad es que nos hemos hecho grandes amigos. Además, la monja es una personas maravillosa y me esta ayudando muchísimo al mantener mi mente en su sitio.  Aunque no tenemos agua caliente, tenemos provisiones para sobrevivir como un año. Y tampoco nos falta agua, aunque ya no disfrutamos de agua caliente.

Aunque había perdido mi radio de onda corta en la huida, en la 5ta planta, al lado de la Gerencia de Adquisiciones, estaban los equipos de radio que siempre tenía Essalud para los empleados que necesitasen. Gracias a esas radios, pudimos tener contacto con el Pentagonito y con la Base Naval del Callao que era lo único en Lima que mantenian comunicación. La Isla San Lorenzo también había soportado la primera oleada, pero habían cerrado la isla para todo el mundo: de momento, nadie podía ir a aquella isla.

Otra cosa que me enteré es que la batalla en el Callao fue terrible. Como consecuencia de esta batalla, Perú tiene una nueva isla: La Punta, porque hubieron tales destrozos en la Plaza Gálvez y en el Club Regatas la Unión, que finalmente ha quedado sepultada bajo el mar, y ahora La Punta, ya no se comunica por tierra con el Callao. De la Fortaleza del Real Felipe no hay noticias, pero al parecer tenían órdenes de no dejar entrar a nadie asi que se supone que deben haber sobrevivientes. Pero al no tener energía, no hay forma de contactar con ellos.

De la sierra, no hay noticias de Puno ni de Cuzco ni  de Arequipa ni de Ayacucho ni de Huaraz ni de Cajamarca. Sólo sabemos que hay sobrevivientes en Huancavelica. Pero tenemos confirmación de que hay zombies por toda la sierra de Perú. De la selva, las principales ciudades han caído, pero del resto de pequeños poblados no hay noticias.

Los zombies siguen pareciendo inmortales: de momento siguen caminando aunque no coman ni beban agua. Y aunque no parecen sufrir enfermedad ni hambre, hemos podido ver como les afecta las condiciones ambientales. Los zombies que se habían quedado en la calle todo el verano, se han deshidratado completamente y muchos ya no pueden ni caminar. De Huancavelica, hay noticias de que el frío también hace estrago en los zombies. Así que ya sabemos que el frío y el calor, además de las balas, son nuestros aliados.

Ya casi no tenemos municiones, y sólo nos queda seguir esperando a ver si sobrevivimos nosotros, o sobreviven ellos.

Digg This
Reddit This
Stumble Now!
Buzz This
Vote on DZone
Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Kick It on DotNetKicks.com
Shout it
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)

Apocalipsis, historia de zombies

FireStats icon Con la potencia de FireStats